Saltar al contenido

Atlántida: TODO sobre el misterio de la ciudad perdida

Atlántida

Troya era el nombre de la ciudad de la Edad de Bronce que fue atacada en la Guerra de Troya. Todos conocemos el famoso caballo de Troya.

Una estructura gigante de madera que usaron los soldados para colarse en la ciudad y atacarla desde dentro.

caballito de Troya

Este cuento era una historia popular en la mitología Griega, y se fue pasando de generación en generación hasta llegar a nuestros tiempos.

No sabemos hasta qué punto se exageró la envergadura de esa guerra. Al fin y al cabo, el «juego del teléfono» es una ruleta rusa de la información. Nos decimos cosas a la oreja hasta terminar con una frase que no tiene nada que ver con lo que se ha empezado a contar.

Muchas historias que van pasando de padres a hijos terminan con una versión completamente diferente a la original, así que es normal que durante cientos de años se pensara que Troya era otro cuento chino (bueno, griego) para contar a los niños para que se durmieran y soñaran en tiempos lejanos.

La historia de Troya era una fantasía… Hasta que se descubrió la ciudad.

Fue en 1863 cuando Frank Calvert se toparía con ella aunque Heinrich Schliemann se intentara quedar con todo el mérito.

Pero Troya no es el único ejemplo, porque yendo atrás menos de 30 años nos encontramos con uno de los descubrimientos más increíbles de la historia.

Göbekli Tepe en Turquía es la estructura megalítica más grande jamás encontrada en nuestro planeta y a penas se ha excavado un 10%.

¿Sabéis a qué año fue descubierto? En 1994.

No hace tanto tiempo… Por eso ese año el descubrimiento Göbekli Tepe puso en boca de los historiadores (y de todo el mundo) lo que realmente sabíamos sobre nuestro pasado.

¿Que no nos queda nada por descubrir?

Eso  son cuentos para niños.

Sólo el 5% de los mares ha sido explorado y nuestra pequeñez es paradójicamente tan grande como nuestro ego.

Pero también hay cosas que sabemos que no sabemos. Válgame la redundancia. Por ejemplo, no sabemos cómo se construyeron las pirámides exactamente, por qué el método no está documentado en geogríficos o dónde está la tumba de Cleopatra.

Pero no hace falta que nos centremos sólo en Egipto para ver hasta qué punto llega nuestra ignorancia histórica.

Uno de esos desconocimientos que nuestra sociedad ya ha decidido convertir en mito y leyenda cada vez más fantasiosa, es el de la ciudad perdida de la Atlántida (o Atlantis en inglés).

Atlantis de Aquaman
Se ha llegado hasta el punto que el superhéroe Aquaman vive en esta ciudad hundida en el fondo del mar, y viven por allí Sirenitas y seres mágicos de la mitología.

¿Cómo vamos a pensar que la Atlántida existe si ya nos la imaginamos con un maldito superhéroe viviendo por allí?

Pero antes de dejar que la ficción y el entretenimiento nos prostituya la realidad, hay que recordar quien era el último personaje fidedigno que nos daba datos sobre esta civilización perdida.

No fue otro que Platón, el filósofo.

Desde allí, hoy empezaremos a tirar del hilo hasta encontrar posibles pistas que nos puedan decir, no sólo si la Atlántida existió, pero también cuál podría ser su paradero.

Sin en vez de leer prefieres escuchar, que sepas que he hecho este episodio para mi podcast «Pau Ninja» que puedes encontrar en tu plataforma de podcast favorita. Aquí tienes este episodio en Spotify.

Origen de la Atlántida

Oficialmente Atlántida es una leyenda, un mito. Una ciudad perdida producto de la imaginación metafórica del filósofo Platón.

La describe como una civilización increíblemente avanzada para su época.

Una civilización próspera y poderosa, que tenía canales de navegación en todas direcciones para poder navegar por el mundo, con edificios gigantescos y una población con conocimientos avanzados de todas las áreas que hay por saber.

De dónde viene el nombre de Atlántida

Según algunas teorías Atlántida o Atlantis significa «ciudad de Atlas», que no era un vendedor de enciclopedias si no el primer rey de esta civilización.

La leyenda dice que Poseidon y Clito tuvieron 5 pares de gemelos, que gobernaron las 10 provincias de Atlántida.

Clito y Poseidón
Esta pareja parecen realmente humanos en algunas pinturas. No como estamos acostumbrados a ver a Poseidón con su tridente, barba y músculos levitando en medio del mar.

Platón mencionaba que la isla y el océano fueron llamados Atlántida, Atlantis en inglés, por el primer hijo de este par de dioses: Atlas.

Sólo por esto no saltaría a decir que es todo mentira porque un supuesto rey dice ser hijo de un Dios. Al fin y al cabo, la mayoría de los faraones egipcios por ejemplo decían ser hijos de Ra o reencarnaciones de no sé que Dios.

Y sus momias nos han demostrado que eran personas de carne y hueso (o bueno, al menos de vendas y aceites).

Incluso hoy tenemos una lista de gobernantes que nos cuentan milongas.

De momento vamos a no desestimar que esta ciudad misteriosa existió, porque si no también podemos decir que Trump es un producto de nuestra imaginación (aunque lo sea en cierta medida).

Qué civilización construyó la ciudad perdida Atlántida

A parte del origen del nombre, se dice que Poseidón creó la Atlántida con distintas zonas de tierra y agua. Dos de tierra y tres de agua en formas redondeados alrededor del centro de la ciudad.

anillos de Atlántida
Es decir, cinco círculos concéntricos.

Después Poseidón trajo a la ciudad dos tipos de fuentes de agua distintas, una fría y otra caliente que salían de la montañita del centro.

Esto hizo que pudieran vivir allí todo tipo de animales y plantas, creando una gran variedad de recursos y comidas para los ciudadanos.

Este énfasis de la abundancia de esas gentes nos dice la riqueza de la zona ya que podían sacar lo que quisieran tanto del agua como del mar.

Supuestamente los ciudadanos construyeron una ciudadela justo en el centro, con un templo hecho de oro y plata para venerar a Poseidon y Clito.

Con el tiempo esos riachuelos de agua se convirtieron en fuentes privada para que fueran usadas sólo para las partes altas de la jerarquía, es decir, los descendientes del primer rey Atlas.

Primeramente parece ser que los ciudadanos les tenían grande respeto, pero en los textos de Critias reconoce que esta virtud se corrompió con el tiempo.

Qué pasó con Atlántida

Lo que pasó después con la Atlántida tiene mucho que ver con esta corrupción.

En Timaeus, se explica cómo la ciudad de Atenas de la época de la Atlántida era un Estado virtuoso con veneración hacia la diosa Atena quien repartía razón, inteligencia, arte y literatura.

En ese mismo tiempo, los ciudadanos de la Atlántida buscaban nuevo territorio para conquistar, supongamos que motivados por haberse hecho con islas de alrededores y por su gran potencial militar según Platón.

Llegó un momento en el que se cruzaron con los Ateneos, empezó una guerra y… Fueron los soldados de Atenas que ganaron la batalla a sus invasores.

Los Ateneos pusieron a los Atlánticos que se resistieron bajo cuerdas como esclavos y liberaron a los que cooperaron.

Platón nos cuenta que esta guerra y lo que vino después, fue un castigo del cielo para la Atlántida. Porque entonces la corrupción y la avaricia se integró en esta increíble civilización.

Los ciudadanos españoles también saben un poco de esto…

La descripción del filósofo griego es que la Atlántida dejo de manejar su prosperidad con moderación.

Lo que nos comenta Platón es que esta civilización perdida se volvió tan segura de si misma que el universo, de alguna manera, la castigó con una inundación cataclísmica que hizo sumergirlo todo debajo de olas gigantes.

hundimiento de Atlántida

Los textos dicen que:

Hubo violentos terremotos e inundaciones, y en un día y una noche todos los hombres de se hundieron en la tierra, y la isla de la Atlántida del mismo modo, desapareció en las profundidades del mar.

Aquí es donde entrará nuestra primera hipótesis y especulación, porque más adelante veremos a qué fecha se correspondería este evento catastrófico y porque es tan y tan relevante para la teoría de si existió de verdad o no.

¿Existió la Atlántida?

Aunque se ha tachado de mito y leyenda durante cientos de años, por suerte para los curiosos ha habido un nuevo despertar en la comunidad científica y académica para desmentir o descubrir la ciudad de la Atlántida.

Yo personalmente y no siendo científico, creo que existió y que en algún momento se encontrará. Lo único que espero es que sea mientras esté vivo y que pueda ir a visitar los restos.

¿En qué me baso para creer en esto tan firmemente?

Historia de la ciudad perdida de Atlántida

Intentando separar la fábula de la ficción, vamos a ver qué documentación tenemos.

Platón explica el mito de la Atlántida perdida

La última persona que nos documentó la ciudad de la Atlántida no fue otra que es el mismísimo Platón (el filósofo).

La versión oficial de los académicos dice que ese texto de Platón es una invención. Es un texto, una historieta para transmitir algún punto filosófico o hasta metáfora política de algún tipo.

Pero tenemos que darnos cuenta de que Platón no fue conocido precisamente por inventarse historias, o ni si quiera para hacer metáforas que no fueran realmente claras.

Y es más, incluso en el propio relato, los diálogos Timeo y Critias donde Platón nos habla de la Atlántida, recalca varias veces que existió de verdad y es una historia original que vino de Solón.

Si os interesa, los miembros de la comunidad decidme si queréis algún capítulo analizando lo que dicen estos diálogos y si queréis que indaguemos más, porque hay para rato.

De nuevo, en esos diálogos se enfatiza la veracidad de la historia.

Platón utiliza a Solón como referencia para poner una fecha exacta de cuándo se hundió la Atlántida.

La civilización de Atlantida fue sumergida debajo de las olas en una enorme catástrofe mundial 9.000 años antes de Salomón.

Esto nos da una fecha de calendario clara porque tenemos documentación de Solón. Sabemos quien era.

No hay que confundirlo con el último rey de Israel Salomón.

Solón era uno de los siete hombre sabios de Grecia y dominó por completo la política de Atenas durante varias décadas.

De hecho, según las escrituras de Diogones, este señor habla del hermano de Salón llamado Dropides como ancestro de Platón.

generaciones griegas

Seis generaciones para ser exactos, 200 años y este dato será crucial para que podamos determinar la fecha del hundimiento de Atlántida.

Así que Solón era un ancestro de Platón.

Solón y la atlantida

Se ve que alrededor del año 600 antes de Cristo, Solón hizo una pequeña visita a Egipto.

Y si tiramos lo máximo de atrás posible, fue en Egipto de donde salieron los primeros textos documentales de esta civilización. Claro que como digo, era una documentación, no un mito que se contaba por allí como ha llegado a nuestros días.

En su visita a Egipto, el sacerdote en un templo del Delta le explicó a Solón todo sobre la Atlántida, enseñándole como estaba escrita en las paredes de ese templo.

Con esta increíble historia (seguro que había mucho más detalle), porque esto es como el juego del teléfono (que como más transmites información, más se diluye), entonces Solón le preguntó al sacerdote: «¿cuándo pasó todo esto? ¿Cuándo se destruyó esta civilización?».

«Hace 9.000 años».

Y esto, recordemos que fue hace 600 años antes de Cristo.

No hay que ser un matemático para acercarnos a la fecha de la Atlántida: 9.600 años antes de Cristo, sumado a nuestro calendario nos da 11.600 años atrás.

Recapitulemos un segundo lo que esto significa porque esta fecha es muy relevante para la historia de civilizaciones perdidas.  Si me seguís ya sabéis por qué, y si no… Ahora entraremos en ello.

Platón nos está diciendo que hubo un cataclismo mundial que hizo desaparecer del mapa una increíble civilización avanzada hace 11.600 años.

¿Y sabéis qué?

Todos los historiadores de la época se rieron del filósofo.

No sólo de aquellos tiempos si no que las ganas de ridiculizar sus palabras llega a nuestros tiempos como digo. Con académicos queriendo desmentir sus palabras con tesis y explicaciones…

Porque entonces… De pronto… Entra a jugar la geología.

Una ciencia que en vez de palabras entra a ensuciarse las manos, literalmente.

La geología nos dice que hace unos 11.600 años, hubo (casualmente) un episodio cataclismico en la Tierra en la historia geológica que tiene el nombre de Pulsos de Agua de Deshielo 1B (en inglés es MWP de Melt Water Pulse 1B).

En esa era hay un aumento dramático y sin precedentes de los niveles del mar en las capas de hielo de América del Norte y Europa del Norte.

Rompiéndose súper rápido y siendo integrados como parte del océano.

Vaya.

Si Platón se inventó toda esta historieta, la casualidad de que las fechas coincidan con MWP1B (geología contemporánea y documentada por la NASA) son tan increíbles como que pueda existir una civilización perdida como la Atlántida.

Lo que queda muy claro es que más que la veracidad de la historia en si misma, lo que tenemos que reconsiderar es nuestra actitud y aceptar que aún queda mucho por descubrir o investigar.

No es la primera vez que los historiadores y académicos descartan una hipótesis sólo porque no tienen los datos o porque en su mente y trabajos de finales de doctorado nos cuentan la historia de cómo creen ellos que es el mundo, sin dejar lugar a aceptar que es posible que esta burbuja en la que vivimos no sea la única o sea más grande de lo que pensamos.

Por ejemplo se tardaron varias década a aceptar la hipótesis del asteroide que cayó en el Golfo de México y extinguió a los dinosaurios y el 75% de la vida del planeta hace 66 millones de años.

asteroide en la Tierra

¿Por qué demonios no podría repetirse algo así en mayor o menor escala?

Al menos con este asteroide se pudo ubicar el impacto.

Donde se encuentra la Atlántida perdida

La ubicación de la Atlántida sigue siendo desconocida. Por algo se trata de una civilización perdida… Porque no se ha encontrado.

Aún.

Tenemos un puñados de teorías de dónde podrían estar en las que puede valer la pena que indaguemos.

El problema, es que como la ciudad perdida se trata de un mito, una leyenda para los medios dominantes, no se destinan demasiados recursos y equipos de investigación para investigar a fondo esos lugares donde se podría encontrar la Atlántida porque… Bueno, para qué vas a destinar dinero a una investigación de algo que crees que no existe.

Tendré que llamar a Bill Gates para convencerlo.

Hablando de personalidades, hemos hablado de que Solón documentó lo que aprendió en Egipto sobre la Atlántida, y terminó pasando a los diálogos de Platón entre varias generaciones.

Pero entre medio de esta cronología de par de personajes, nos interesa mencionar a otra persona que nos ayudará a poner los puntos sobre las «i» en cuanto a la ubicación de esta ciudad misteriosa y perdida.

Se trata de Heródoto, un historiador y geógrafo de Grecia (como no) que se ha descrito como «el padre de la historia» y que como digo, vivió entre el 484 y 425 antes de Cristo.

Es decir que no conoció o habló ni con Solón (nació 75 años después de su muerte) o Platón.

Tal vez podría haberle dicho un par de teorías a Platón, pero nuestro amigo Platón no hubiera entendido un carajo porque en esa época sólo tenia 2 años de edad.

Mapa de la Atlántida: la ciudad perdida

En su ambición por documentar todo lo que pudiera, Heródoto nos dejó con un mapa de cómo creía él que era el mundo actual de esa época.

mapa del mundo según Heródoto
La imagen y representación de su mapa es como un monigote. Me imagino a un mapa mundi actual hecho una bolita a punto de ser tirada a la papelera, y eso es lo que veríamos. Aquí marco algunos puntos de referencia importantes para poner en perspectiva cómo se veía el mundo en comparación con el planeta Tierra actual.

¿Por qué mencionar de bote pronto a este hombre y su mapa?

La respuesta está en nuestra habilidad de «hacerle zoom».

Y es que tenemos una sorpresa muy grande cuando lo ampliamos para la esquina izquierda.

Atlántida en mapa de Heródoto
Aparece «Atlantes», en una ubicación cercana a las Columnas de Hércules en el estrecho de Gibraltar.

¿Parece ahora que Platón mintiera? ¿O es que el «padre de la historia» Heródoto nos intentó trolear desde el pasado incluyendo una ciudad llamada Atlántida que no existía?

Claro. «Atlantes (?)» era mentira pero todo lo otro que incluyó como las Indias, Italia, el Atlántico y los Celtas era verdad, ¿no?

La ubicación de la Atlántida en el mapa de Heródoto da lugar a algunas teorías del lugar donde podría estar la ciudad perdida.

Posibles lugares

  • Santorini. Aunque ganó popularidad como posible ubicación candidata, la isla griega Santorini que fue destruida por una erupción volcánica por allí 1.600 aC, no podría ser la Atlántida al no coincidir ni las fechas, ni la localización. Al fin y al cabo se encuentra en el Mediterráneo y no del Atlántico… Creo que esto es más un intento de reclamo publicitario para los potenciales turistas para visitar Grecia. No los culpo, seguro que España vendrá a hacer lo mismo pronto. A parte de esto, hay teorías en las que vamos a excavar más porque me parecen más prometedoras.
  • Suecia, donde incluso el
  • Bolivia, polo norte, Suecia

El caso es que Platón llegó a dar 53 descripciones de cómo era la Atlántida. Y estas localizaciones que acabamos de ver, cumplen algunas de estas pero… No todas.

Dejadme que me expanda en dos de las teorías que creo que tienen más fuerza ahora mismo precisamente porque marcan más «ticks» a todo lo que Platón nos dijo.

Empezaré con algunas que «podría ser» y después terminaremos con mi favorita.

Atlántida en el estrecho de Gibraltar

Recordamos que en el mapa de Heródoto también aparece «Atlantes», en una ubicación cercana a las Columnas de Hércules. En el estrecho de Gibraltar.

Esta es una teoría que emocionará a muchos patriotas españoles.

De hecho hay un documental llamado El resurgir de la Atlántida de James Cameron.

Hace pocos años también hizo resurgir el despertar científico en el sur de España, aunque no exactamente en el estrecho de Gibraltar.

La Atlántida en Doñana

A través de fotografías por satélite se encontraron restos de una ciudad sumergida con un parentesco abrumador con la descripción de la Atlántida.

Fue en el Parque Nacional de Doñana, en Andalucía.

círculos en parque natural

Me gusta la idea de esta teoría, que se podría encontrar la Atlántida potencialmente en un parque natural, donde porrones de biodiversidad.

¿Os acordáis del origen de la historia? Se comentaba que era una zona rica en naturaleza por las fuentes de agua caliente y fría para que pudiera florecer la vida.

Pero eso es mi niño interior intentar conectar puntos que podrían ser imaginarios e inexistentes, vamos a ver como se ha empezado a explorar la hipótesis de que los restos de la Atlántida esté en Doñana.

Se ve que un científico alemán (un alemán interesado en España, que raro) estaba mirando imágenes satélite con Google Earth cuando se dio cuenta de una formas circulares muy extrañas en esa zona.

Los arqueólogos se lo tomaron en serio (porque era alemán) y exploraron la zona hasta encontrar una serie de artefactos que coincidían con los descritos de los Atlánticos.

No sólo esto, si no que además encontraron «zonas conmemorativas» que el arqueólogo americano Richard Freud cree que pertenecen a los supervivientes de la legendaria ciudad después de que el océano se tragara sus casas.

Estos monumentos conmemorativas también se llegaron a encontrar a decenas de quilómetros de las primeras excavaciones. Eso hizo sacar teorías a la luz de que tal vez los supervivientes de la Atlántida fueron los ancestros de la civilización fenicia, conocida por prosperar comerciando con sus barcos superiores al resto.

Por desgracia para nosotros, el pantano donde se encuentra el sitio está cubierto por agua 11 meses del año y está lleno de barro, haciendo la investigación muy difícil.

Esto sin tener en cuenta que las noticias de que podrían haber encontrado restos de la Atlántida en España por algún motivo, no parecen importar demasiado o aparecer en los medios masivos de comunicación.

Aún así, el National Geographic hizo un especial llamado «Finding Atlantis» en el que entraban más en esta hipótesis.

Una teoría que no es descabellada por varios hechos:

  • La localización: cerca de los pilares de Hércules.
  • Los círculos de la estructura.
  • El hecho de que sea tan inaccesible y los geólogos y arqueólogos digan que tienen toda la pinta de ser el destrozo de un tsunami, tal como lo describía Platón.
  • El hecho de que en esa zona, los terremotos y catástrofes de la tierra no son del todo desconocidas. No muy lejos, en Lisboa y mucho más cerca también de nuestra época (en 1755) hubo El Gran Terremoto de Lisboa. Un terremoto con tanta violencia que llegó a matar entre 60.000 y 100.000 personas.

Pero tengo que decir que no se trata de mi hipótesis favorita.

La Atlántida en el ojo del Sahara

Se trata de la teoría de que el «ojo del Sahara» son los restos de la Atlántida. Ahora mismo vendría a ser mi lugar hipotético favorito.

ojo del sahara
Es necesario ver una imagen para entenderlo…

El ojo del Sahara se encuentra, lógicamente, en el desierto del Sahara que si tienes cultura general ya sabrás que está en África. Este accidente geográfico tan raro está no muy lejos de la ciudad Oudane en Mauritania.

También tiene el nombre de «Estructura de Richat» pero si nos gusta llamarlo el ojo del Sahara (un nombre también aceptado) es porque es más coloquial y la propia manera de llamarlo ya dice mucho de las formas que tiene.

ojo del sahara vs atlantis
Si tenemos en cuenta la representación que se ha hecho de la Atlántida, de los textos que explicaban como eran, con esas formas redondeadas y círculos, y lo comparamos con ese «ojo», las apariencias ya dicen mucho.

Pero no es lo único a lo que podemos referirnos, ¿no? Si sólo usamos estos como hipótesis claro que se le podría llamar pseudociencia.

La idea de que el Ojo del Sahara fuera Atlantis tira aún más para atrás si miramos donde está ubicado en el mapa.

¿No era una isla? ¿Cómo puede ser que esté en un desierto y a varios quilómetros del mar?

Con esta idea en mente estamos infravalorando los cambios geológicos que pueden haber en miles de años, pero antes, algo que me quita el sueño es que según la documentación de la superficie de la ciudad perdida, tenía una superficie de unos 23 kilómetros y medio.

¿Sabéis la superficie del ojo del Sahara? Exactamente la misma.

Pero a parte de esto también podemos listar otras similitudes con las descripciones que se dieron del lugar y las que tienen esta área del desierto tan trombotika.

  • «El ojo» también tiene una obertura en la parte sur.
  • Tiene montañas en el norte que contienen ríos.
  • El área del alrededor es totalmente llana.
  • Tal como se había descrito la Atlántida, hacía un poco de pendiente por el lado del mar, igual que el ojo.
  • Del mismo modo que Platón especificó en su descripción, esta área del Sahara de la misma superficie, también es una fuente de producción de agua pura de manantial.
  • Todo esto teniendo en cuento que los agujeros y pozos de agua que hay alrededor del agua contienen agua salada, lo que podría ser evidencia de que esa zona en su momento estuvo en el mar.
  • Las rocas de los alrededores tienen colores rojos, negros y blancos.
  • Las cuevas tienen pinturas de elefantes, algo que también pongo en la lista de elementos relevantes para comprar porque también se había descrito que había esos animales por allí.
  • Hay cerámicas en abundancia y lógicamente no pueden ser de otros que de alguna civilización, pero por alguna extraña razón los arqueólogos no tienen idea de quienes fueron los propietarios.

Todos o algunos de los elementos de esta lista los podemos tachar de «casualidades» hasta cierto punto, porque se podrían investigar a fondo si se destinaran los recursos.

Pero lo que me hace mirarlo con otros ojos es el mapa de nuestro antiguo amigo Heródoto y la coincidencia en ubicación de la supuesta Atlántida.

Sahara y Atlántida
Vaya, vaya…

Pero aún así, esta «estructura» si la podemos llamar así se encuentra a casi 400 metros por encima del nivel del mar, y si esta ciudad misteriosa se encontraba rodeado de agua, no tendría mucho sentido, ¿no?

¿Podría elevarse 400 metros en 11.600 años?

Si dejamos la leyenda de Atlántida aparcada, los geólogos sí que han investigado el ojo del Sahara como lo que es, un «anomalía». O más bien, una estructura misteriosa, que podría haber sufrido distintos procesos de colapsar y resurgir de la superficie y que catalogan como «cúpula georgráfica».

Y volviendo a cazar el tema que nos une hoy, entonces no parece tan locura si tenemos en cuenta que Platón nos contaba que desapareció en las olas del océano en cuestión de un día.

Sea o no desmentido por nueva investigación académica (si la hay), espero tener la oportunidad de visitar este sitio que por lo que han descrito algunas personas de la zona, parece hecha por el hombre y se han descubierto restos de peces y vida marina lo que podría ser otro motivo para investigar si realmente fue «algo» que en su momento estuvo sumergido en el agua.

De hecho, hasta podría ser que esta «Estructura de Richat» hubiera estado bajo el agua en una fecha mucho más reciente de lo que estamos especulando aquí.

Por ejemplo el fotógrafo Neil Steward tomó algunas fotos de un esqueleto gigantesco de una ballena en el mismo desierto, concretamente al lado de Te-n-Alloul que está ubicado en Dakhlet Nouadhiboy en Mauritania.

Y atención porque estamos hablando de un esqueleto, no de fósiles. Algo relevante porque la ciencia nos dice que se necesitan varios millones de años para que los huesos se vuelvan fósiles. Además de que sólo sucede una de cada mil veces.

La hipótesis del agua, el océano y el Atlantis sumergiéndose toma aún más fuerza cuando The Guardian publicaba un artículo con investigaciones científicas donde se se aseguraba de la existencia de una red de ríos de más de 500km que hubiera hecho que la superficie floreciera de vida.

En LiveSince comentaban cómo la Antártica se ha ido elevando 41 milímetros cada años, como consecuencia del «empuje» de la Tierra desde debajo, y aunque poco tiene que ver este dato con la ciudad perdida, nos da una perspectiva de que hay un montón de motivos geológicos que podrían hacer que una superficie se moviera para arriba o para abajo.

Islandia tectónica
Si 41mm al año nos parece poco, también podemos tomar como ejemplo a Islandia, donde cada mitad de la isla se va desplazando 2cm cada año.

Este par de ejemplos de Islandia y Antártica no es para comprar los centímetros o milímetros movidos, pero más bien de que en geología no es ninguna locura pensar en un desplazamiento masivo de una parte de la tierra.

¿Y vosotros qué pensáis?

¿Pensáis que la Atlántida es un cuento fantasioso? ¿Un mito o metáfora sacado de la manga por Platón? ¿Si nos quería transmitir una idea por qué no lo hacía de una forma más directa como acostumbraba a hacer? En vez de decir varias veces «esta verídica historia» en sus relatos.

Yo sigo pensando que algún día se encontrará y espero, como digo, estar vivo cuando esto suceda para poder visitar al sitio.

La ciudad perdida Atlántida ha sido encontrada

Este es el titular que quiero publicar en todos los sitios cuando se haga oficial.

No creo que estemos muy lejos así que de momento lo dejaré aquí para editarlo en este futuro muy lejano, porque . Creo que aún hay muchas cosas por descubrir y los libros de historia de la educación pública empezarán a cambiar dentro de pocos años.